blog

Cómo utilizar los reflectores: Guía para principiantes para iluminar una foto con un reflector

Share

La fotografía es algo más que saber manejar una cámara. Entender la luz, la forma en que se propaga y rebota, también es esencial. Algunos objetos absorben la luz, otros la hacen rebotar en otra dirección. Un reflector es una herramienta que ayuda al fotógrafo a manipular la luz proporcionando otra superficie para que la luz rebote. Los reflectores son herramientas económicas que pueden tener un gran impacto en tus imágenes.

¿Qué es un reflector?

Un reflector es simplemente una herramienta que refleja la luz. Un reflector no crea luz como lo hace un flash, simplemente redirige la luz existente, o a veces redirige la luz de un flash o de un estroboscopio de estudio. Es importante entender esto por dos razones. La primera es que la luz de un reflector no es más brillante que la que ya existe, por lo que no puedes usar uno para iluminar un retrato nocturno a menos que también estés usando un flash u otra fuente de luz. El segundo punto que hay que entender es que la calidad de la luz coincidirá con la calidad de la luz que hay en la escena. Por ejemplo, si estás fotografiando una puesta de sol, la luz que rebota en el reflector tendrá ese mismo tono anaranjado.

Aprende Fotografía

Domina los fundamentos de la fotografía, desde los aspectos básicos hasta las técnicas avanzadas, y conviértete en un fotógrafo profesional.

Pero hay algunas excepciones. Hay reflectores de diferentes tipos y colores, y el color de la superficie reflectante puede cambiar la luz que se devuelve. Un reflector blanco tradicional simplemente hace rebotar la luz, y esa luz es agradable y suave. Un reflector plateado no cambia mucho el color de la luz, pero es un poco más brillante que la luz reflejada por uno blanco. Los reflectores dorados están diseñados para cambiar el color de la luz calentándola un poco con un tono anaranjado.

Dado que los reflectores no crean luz, su objetivo principal es arreglar las sombras. Si estás fotografiando un retrato en exteriores durante el día, un reflector puede utilizarse para arreglar sombras extrañas en la cara, o incluso para evitar que un sujeto a contraluz se convierta en una silueta. Básicamente, un reflector se utiliza de este modo como sustituto del flash de relleno.

Pero los reflectores son herramientas muy versátiles. Hay más de un uso para ellos. En la iluminación plana, un reflector puede añadir interés o dramatismo a la toma. Algunos fotógrafos utilizan los reflectores para resaltar el cabello en exteriores. Muchos reflectores tienen un lado negro que puede utilizarse para bloquear la luz en lugar de reflejarla. Los reflectores también son estupendos para hacer rebotar el flash cuando no hay nada alrededor de lo que rebotar. Hay un gran número de posibilidades en cuanto a cómo redirigir la luz puede hacer una mejor foto o reemplazar otros equipos de iluminación.

¿Cómo usar un reflector?

Utilizar un reflector es bastante sencillo: solo tienes que sujetarlo en un ángulo que refleje la luz de la forma que deseas. Observa cómo cambia la luz a medida que ajustas el ángulo y encuentra el que mejor se adapte a tu toma. Pero hay algunos trucos para sacar el máximo partido a un reflector.

Si sostienes el reflector directamente frente a la fuente de luz, obtendrás la mayor cantidad de luz, o la más brillante. Dependiendo de la cantidad de luz que haya, a menudo se puede seguir reflejando la luz desde otros ángulos y posiciones. Solo que no se refleja tanta luz.

Los reflectores son estupendos para arreglar las sombras extrañas. Si la luz está directamente detrás del sujeto, el uso de un reflector directamente delante del sujeto ayudará a evitar una silueta. Si la luz procede de un lado, el uso de un reflector en el lado opuesto ayudará a rellenar las sombras. A veces, la luz queda bloqueada por objetos grandes. Colocar un reflector cerca del objeto puede ayudar.

Pero no te limites a utilizar el reflector en ángulos rectos. Colocar el reflector en el suelo delante del sujeto al hacer un retrato puede ayudar a evitar las sombras de los ojos.

Por supuesto, a veces es imposible sostener el reflector en el ángulo perfecto y seguir haciendo la foto. Pide ayuda si puedes, fija el reflector a un soporte o apóyalo contra algo.

Recuerda que la distancia también importa. Ten en cuenta que una fuente de luz grande y lo más cercana posible crea la luz más suave. Intenta colocar el reflector más cerca del sujeto si la luz es demasiado dura.

¿Qué reflector debo comprar?

Como cualquier otra herramienta fotográfica, hay una cantidad abrumadora de opciones en lo que respecta a los reflectores. Los reflectores vienen en diferentes tamaños, formas y colores, todo lo cual influye en su funcionamiento.

El tamaño es probablemente la mayor consideración. Las fuentes de luz más grandes son más suaves, así que si coges un reflector pequeño, probablemente creará sombras más duras. Si eliges un reflector demasiado grande, no podrás manejarlo y el viento lo convertirá en una vela. Un reflector de 42" es un buen punto intermedio, con una luz suave y fácil de manejar.

La forma también juega un papel importante. Además de determinar la forma de la luz, hay que tener en cuenta que los reflectores también pueden utilizarse como luces de captura, o una luz que se refleja en los ojos de una persona. La forma del reflector determinará la forma del brillo en esos ojos.

Tampoco te olvides del color a la hora de elegir un reflector. Un reflector plateado es el que más luz rebota, pero puede ser demasiado duro en algunos escenarios. Un reflector blanco ofrece una luz más suave, por lo que no estás fijando las sombras con un reflector que crea sus propias sombras. Los reflectores dorados calientan la luz rebotada, y también suelen ser brillantes como los plateados. Los reflectores dorados no se usan muy a menudo, y un efecto de calentamiento es más fácil de controlar en Photoshop.

Los reflectores "cuatro en uno" tienen un lado plateado, otro blanco y otro dorado, así como un lado negro para bloquear la luz. Suelen estar fabricados con dos cubiertas de dos caras que son intercambiables para conseguir los cuatro colores en uno. Es una buena manera de conseguir todas las opciones sin tener que comprar y empaquetar mucho equipo. No obstante, ten en cuenta que el blanco y el plateado son los colores más utilizados.

También hay que tener en cuenta otros factores. Las asas facilitan su uso. Muchos reflectores son baratos, pero también los hay de lujo que se extienden sobre marcos metálicos. Un reflector caro puede durar un poco más y ser más fácil de manejar, pero el tamaño y el color son los principales factores que influyen en tus imágenes.

Los reflectores son grandes herramientas para manipular la luz existente, así como para ampliar el uso de diferentes tipos de iluminación artificial. Aunque son excelentes para los retratos, también pueden ser útiles para la fotografía macro, los paisajes y muchos otros tipos de fotos.

¿Quieres mejorar tus habilidades fotográficas? Únete hoy mismo a nuestro muy valorado Diploma profesional en Fotografía.

Únete a más de 12 millones de estudiantes que ya tienen una ventaja.
Inscríbete hoy y obtén 4 semanas gratis

Shaw Academy

Updated: Apr 28, 2021